Disfunción Eréctil

Qué es la disfunción eréctil

 

Cuando hablamos de impotencia sexual nos referimos a un término generalista de problemas relacionados con la inhabilitación sexual, pero no exclusivamente significará lo mismo que disfunción eréctil, ya que lo primero puede venir por varios motivos y manifestarse en distintas situaciones, y lo segundo se refiere a un problema concreto.

De este modo, el término impotencia sexual serviría para describir otros problemas en las relaciones sexuales, como la falta de deseo sexual, problemas de eyaculación o de la consecución de un orgasmo.

Por otro lado, según los expertos en sexualidad, la disfunción eréctil es cuando tu cuerpo se siente incapaz de mantener firme una erección y a consecuencia no se podrán mantener relaciones sexuales tan satisfactorias como desearíamos que fuesen.

Podemos clasificar este problema en varios tipos:

Puede que el problema provenga de lesiones físicas, normalmente vasculares, aunque también pueden ser hormonales o neurológicas.

Otro grupo incluye al factor psicológico, y que no tiene absolutamente ningún tipo de lesión física aunque su cuerpo actúa como si la tuviese.
Por último, puede haber una combinación de las cusas anteriores, dónde tanto la lesión vascular (u otras) como factor psicológico se ven mezclados.

PACKS FORSAMAX

 

¿La disfunción eréctil puede derivar de un bloqueo psicológico?

 

En el caso de la disfunción eréctil, estos problemas no están implicados directamente, pero no significa que no puedan aparecer estos problemas sexuales juntos, porque en el fondo están relacionados, y a veces es una cuestión psicológica y no física. Es decir, que un bloqueo o pensamiento en la mente de una persona puede llevarla a sufrir problemas de rigidez y por consecuencia no poder mantener relaciones sexuales, o al menos durante el tiempo que nosotros y nuestra pareja hubiéramos deseado.

 

La disfunción eréctil se puede manifestar de muchas formas distintas, por lo que las soluciones para evitar el problema variarán en función de ello. Hay hombres que tienen problemas de rigidez permanentes, es decir, nunca consiguen tener una erección, hay otros que tienen tendencia a solamente tener erecciones breves. O las tienen pero no siempre que desearían, solo en contadas ocasiones y en otras no pueden, ya que algunos hombres pueden sufrir solamente en épocas de mucho estrés.

Este tipo de problemas de erección, actualmente, lo sufren muchos hombres de nuestra sociedad y no es algo de lo que nos hayamos de avergonzar, sino que hay que aceptarlo y afrontarlo, intentando solucionar esta incapacidad sexual con remedios que no afecten negativamente a nuestro organismo como las pastillas de Forsamax.

 

Cuando aparece la disfunción eréctil

 

La disfunción eréctil es un problema sexual que tiene tendencia a aparecer con la avanzada edad. Las personas mayores son más propensas a sufrir este tipo de problemas que inhabilitan la vida sexual, y normalmente se empiezan a tener problemas de inhabilitación sexual a partir de los 40 años. Un problema de este tipo y a esa edad, que podemos ser frágiles psicológicamente y empezamos a debilitarnos físicamente, puede que nos conlleve a sufrir una crisis de nuestro nivel de vida y costumbres propias y también de la pareja.

Otras veces aparece relacionado con temas fisiológicos típicos del paso de los años, sobretodo en edades comprendidas entre los 40 y los 70 años. Además, los trastornos relacionados con lesión de los nervios o deterioro del flujo de la sangre, y también el uso de medicamentos pueden ser desencadenantes de dicho problema.

También, existen casos en la que aparece de manera esporádica, que se conocen como gatillazo, que suelen ocurrir a partir de los 30, aunque puede que antes.

Esto significa que, a pesar que los hombres mayores son los más propensos a sufrir impedimentos en temas de sexualidad, las personas más jóvenes también pueden sufrir gatillazo o disfunción eréctil esporádica.

Cabe puntualizar que cuando uno se va haciendo mayor, cada vez le cuesta más obtener una erección fuerte e incluso mantenerla, pero esto es un problema absolutamente normal y tiene a ver con el envejecimiento y no con los problemas de erección.

 

Disfunción eréctil por causas fisiológicas

 

La erección necesita que se den una secuencia precisa de eventos en el organismo para que ocurra de forma correcta. Si uno de estos eventos falla, aparece la disfunción eréctil. En este proceso tienen actuación: los impulsos nerviosos cerebrales, tanto los de alrededor del pene como de la columna, el riego sanguíneo de venas y arterias del pene y la zona de alrededor, y la respuesta de los músculos y tejidos fibrosos.

Si uno de estos elementos no funciona bien, se puede dar lugar a algunos problemas sexuales, por eso es un problema muy común en la sociedad, al influir tantas variables. Algunas de las enfermedades que pueden provocarla son la diabetes, afectaciones del riñón, enfermedades vasculares y neurológicas, entre otras.  Las lesiones musculares o vertebrales son otro aspecto que puede influir en originar el problema. Otros causantes de los problemas de erección pueden ser los medicamentos antihistamínicos, antidepresivos o tranquilizantes (entre otros).

Otras posibles causas o elementos que pueden desencadenar problemas de erección, a parte de la edad, pueden ser algunas enfermedades cardiovasculares como hipertensión arterial, bajo nivel de colesterol, etc. Los diabéticos son más propensos que otras personas a tener este tipo de incapacidad sexual. Las drogas, el tabaco, y algunos fármacos con efectos secundarios también pueden causar problemas de erección.

  

Disfunción eréctil por causas psicológicas

 

Los ritmos de vida modernos también son causantes de la disfunción eréctil. Los expertos en sexualidad explican que el estrés, la culpabilidad, la depresión, o la falta de confianza pueden interferir en las erecciones, provocando este tipo de problemas. Es común que en población joven-adulta sea causada por estos motivos.

 Los malos hábitos y las adicciones también pueden propiciarla. Por ejemplo, el tabaco afecta al flujo sanguíneo, y también provoca cantidad insuficiente de testosterona. Los ansiolíticos y antipsicóticos también pueden ocasionar problemas de erección debido al incremento de prolactina.  Normalmente, las causas hormonales también pueden afectar a la libido.

 Como hemos dicho tanto la baja autoestima,  como la ansiedad o la depresión pueden acabar desencadenando la disfunción eréctil. Algunos problemas personales o familiares pueden acabar ocasionando dificultades sexuales y puede que en algunos casos las causas psicológicas requieran mayor tiempo o intensidad en la terapia para curarla que las físicas.

 

Un obstáculo que puedes superar

 

 Sin duda, Forsamax califica a todos los problemas de erección como obstáculos, ya que son unos baches que puedes superar facilmente tomando nuestro producto, y así conseguir una calidad de vida que solo las relaciones sexuales pueden darte.

 Y es que cuando en una pareja el hombre sufre disfunción eréctil o eyaculación precoz, tanto el hombre como la mujer sufren, y por eso se debe solucionar cuanto antes. Y aunque el caso de la eyaculación precoz sea totalmente diferente, aquellos hombres que no saben cómo durar más en cama sufren igual, ya que no pueden satisfacer a su pareja como les gustaría.

 El hombre debe intentar no desanimarse y la mujer debe estimular al hombre y ayudarle a aumentar su autoestima para poder acabar con la disfunción eréctil.

 

Impotencia en hombres jóvenes

 

La disfunción eréctil es uno de los principales problemas que sufren los hombres y que les afecta en la actividad sexual. 1 de cada 10 jóvenes sufren disfunción eréctil causada básicamente por cuestiones físicas y psicológicas. Físicas pueden ser a nivel de descontento físico, vergüenza en algún aspecto o bien alguna humillación sufrida en algún momento de su vida. En cuanto a las causas psicológicas pueden ser provocadas por nervios, ansiedad o estrés del día a día, normalmente esta última es la causa más común.

Debido a que la impotencia sexual tiene componentes psicológicos, debe tratarse correctamente ya que pueden quedar afectados durante toda la vida e impedirles que vuelvan a hacer una vida normal. Obsesionarse con el problema puede convertirlo en algo crónico.

Tratamientos para la impotencia en hombres jóvenes

 

Aunque se trate de uno de los principales trastornos sexuales masculinos, actualmente resulta más fácil tratarlo gracias a la existencia de productos estimulantes disponibles en el mercado, como es el caso de Forsamax, un suplemento que se presenta como una alternativa a otros productos que ayudan a la estimulación y mejor rendimiento sexual, además se trata de un producto totalmente natural en el que no necesario acudir a especialistas.

La principal preocupación frente a los típicos tratamientos es que al acudir a este tipo de tratamientos debes consultar cuál se ajusta más a tus necesidades para no perjudicar tu salud, en el caso de Forsamax esto no ocurre debido a su elaboración completamente natural con elementos afrodisiacos.

Prevención de la disfunción eréctil

 

 Aunque las posibilidades de padecer este trastorno incrementan con la edad, no significa que no se pueda evitar. Existen una serie de enfermedades o de hábitos de vida que acentúan la predisposición a sufrir este problema.

Por lo tanto, se puede llegar a evitar si practicamos una serie de hábitos saludables desde la juventud y evitar otras conductas que puedan ser nocivas desde nuestro crecimiento hormonal hasta el envejecimiento. Algunas medidas que se pueden poner en marcha:

Dejar de fumar y de beber alcohol. Muchos estudios recogen que el tabaquismo va muy asociado a la disfunción eréctil en el sentido que dificulta la circulación sanguínea. Por otro lado, hay estudios que establecen que el abuso del alcohol también puede ocasionar este trastorno ya que el nivel de excitación cuando se consume alcohol es mayor que la que puede generar en la misma actividad sexual. Además, en algunos casos, el nivel de alcoholismo ha sido tan grande, que la disfunción eréctil puede ser permanente con lo cual no se pueda curar ni después de dejar el tabaco.

Otra medida saludable es realizar ejercicio ya que estimula la circulación sanguínea además reduce las enfermedades cardiovasculares. La disfunción eréctil guarda una relación muy estrecha con las enfermedades cardiovasculares, con lo cual es importante realizar actividades que beneficien nuestro organismo.

La falta de sueño se debe evitar, al igual que el estrés y un ritmo de actividad excesivo.

 Todas estas medidas son necesarias adoptarlas cuanto antes ya que contra más edad más posibilidad hay de incrementarse la disfunción, además que si te cuidas desde joven, como hemos visto, te puedes evitar otras enfermedades.

PACKS FORSAMAX